Protegiendo las Sociedades

Uno de los grandes retos en cualquier empresa son los planes de sucesión.  Este reto es aún mayor en empresas familiares o sociedades entre amigos o profesionales afines,  esto porque muchas veces simplemente ceder la posición a la segunda generación o a un familiar no es la decisión más conveniente para el negocio y la empresa.

Sin embargo esto muchas veces no está estipulado en la normativa de la empresa, y ante situaciones no planificadas como el fallecimiento de un socio, surge el cuestionamiento de quién ocupará su lugar, ¿algún familiar? ¿por derecho o por aptitud?

Es importante que ante una situación así, los socios tengan la opción de elegir la mejor opción, esto sin embargo solo puede pasar si la parte de la sociedad puede ser recompensada de forma justa a los deudores del socio.

Para obtener información:

Deja un comentario